Home Manual Tools Resources About Contact
Capítulo 4. Aparatos y aplicaciones de las redes sociales para desastres
Anterior     Siguiente

Capítulo 4. Aparatos y aplicaciones de las redes sociales para desastres

Las redes sociales de comunicación podrían proporcionar un vínculo vital para personas lejos de su área de cobertura

Richard Alun Davis, el administrador de KUYI Hopi Radio reconoce que antes él estaba escéptico sobre lo valioso que una red social como Facebook podría ser en un desastre.

Eso fue antes de los fuegos e inundaciones en la comunidad remota de la reservación durante el verano de 2010. Fue entonces cuando la página de Facebook de la emisora se convirtió en una fuente crítica de información, especialmente para la “diáspora Hopi” – los que se habían mudado lejos de la reservación pero mantenían un vínculo estrecho con ella.

From Facebook

From Facebook

Davis dice que aunque la reservación queda a sólo 94 millas al este de Flagstaff, en muchos casos “bien podrían estar al otro lado del mundo,” ya que los medios de comunicación dominantes con frecuencia hacen caso omiso de los eventos en la reservación. KUYI se volvió aún más importante en 2009 cuando el consejo tribal votó por clausurar el periódico tribal.

Durante los fuegos, KUYI Hopi Radio publicó en Facebook alertas de fuego para el condado y la zona selvática en cuanto estaban disponibles. También publicó fotografías de las áreas quemadas que fueron identificadas por residentes antiguos.

La estación y su página de Facebook fueron todavía más importantes durante las inundaciones que comenzaron a fines de julio, debido a que el evento no fue reportado en otros lugares, aunque los daños en la reservación fueron mayores que en Flagstaff. Para los familiares fuera de la reservación, la página de Facebook se convirtió en la fuente principal de información de los sucesos.

From Facebook

From Facebook

Con igual importancia, Davis dice que a veces la reservación no recibe la ayuda que necesita durante desastres “porque se presume que la Oficina de Asuntos Indígenas se hará cargo,” que no siempre es el caso. Durante las inundaciones, una pareja no indígena en el estado de Colorado que había comenzado a seguir la página en Facebook varios meses antes, vio lo que estaba sucediendo y llegó varios días después con 800 libras de alimentos donados, los cuales fueron bien recibidos, para suplementar los esfuerzos de la comunidad Hopi dentro y fuera de la reservación de ayudarse.

En retrospectiva, Davis ahora afirma: “Si tuviera que hacerlo de nuevo, depondría de mis estereotipos de las redes sociales y tendría la mente abierta.”

Es importante no pensar en un solo aparato de las redes sociales como esencial ya que la habilidad de usar cualquiera de ellos en un desastre podría depender de variables que cambian rápidamente, tales como el ancho de banda, el suministro de electricidad, y el daño a las torres celulares y a otra infraestructura. Más bien, piense en ellos como una variedad de opciones entre los cuales escoger.

4.1. Aparatos:

4.1.1. Teléfono celular:

Hoy en día aún los teléfonos más básicos incluyen una cámara que los miembros del personal en el lugar de los hechos pueden utilizar para documentar el daño a instalaciones, árboles caídos u otras obstrucciones, y peligros tales como incendio, viento, etc. Recuerde que en cualquier tipo de desastre, siempre que sea posible es mejor usar textos (usan casi nada de ancho de banda) que hacer llamadas de voz para reducir la congestión en el ancho de banda. Por lo tanto, anime a su personal a experimentar ahora con textos.

4.1.2. Teléfono inteligente (Smartphone)

Estos teléfonos que se están convirtiendo en la norma, agregan el poder de computación, funciones tales como video, y GPS que puede ser crítico porque establece la ubicación precisa del usuario. Una de sus ventajas es que pueden guardar información del desastre a la cual el usuario puede tener acceso si se destruyera totalmente la infraestructura de comunicaciones.

Es una buena idea hacer disponible el plan de desastres en un formato accesible por teléfono que el personal pueda bajar de antemano (cerciorándose de bajar el más corriente a medida que cambie el plan) para que lo tengan a la mano, literalmente, cuando ocurra un desastre. (Claro está que poner una copia impresa actualizada en varios sitios es un buen consejo.)

4.1.3. Aparato transmisor-receptor (Walkie-talkie)

En el peor de los casos, si se perdieran la electricidad y las conexiones de Internet, todavía se puede compartir información de forma rudimentaria si todo el personal tiene walkie-talkies baratos.

Un modelo de este sistema, el District of Columbia Emergency Radio Network (DCERN) [11] , fue aplicado por primera vez por Bill Adler, un agente literario del D.C. Todos los miembros salen un domingo de cada mes por la noche, prenden sus walkie-talkies, sintonizan el mismo canal y practican enviar mensajes. Han cubierto el Distrito de Columbia, y pueden pasar la información mundialmente si fuera necesario a través de una conexión con radio aficionados.

4.2. Aplicaciones

4.2.1. Twitter/Yammer

Twitter se ha convertido en un instrumento muy utilizado para compartir información en desastres debido a su habilidad de transmitir información concisamente en tiempo real desde el área de los hechos. Sin embargo, su usabilidad era limitada inicialmente por la falta de normas uniformes de describir e identificar el tipo de información transmitida, que hizo difícil agregar y compartir información, particularmente en la distribución por computadora.

Durante el terremoto en Haití, el programa “Empower the Public With Information in a Crisis” (EPIC) de las Universidades de Colorado y de California de prisa puso en uso la taxonomía "Tweak the Tweet" (TtT) que las universidades habían estado desarrollando. TtT introdujo en los Tweets de emergencia “hashtags” uniformes, tales como #loc (ubicación) #need (tipo de ayuda necesitada). La adición de esta sintaxis estándar para información la hace legible por máquina, lo cual significa que los datos pueden ser distribuidos automáticamente, un factor crítico en los desastres. La importancia de los TtT’s extiende más alla del uso de Twitter en desastres, creando un modelo para sistematizar el contenido de otros avisos a través de las redes sociales. Debido a la simplicidad y lógica del sistema, es probable que el público adopte rápidamente el uso de TtT en desastres. (Que sepamos, hasta la fecha nadie ha lanzado una campaña educativa formal sobre el uso de los hashtags de Twitter, pero nuevos hashtags se difunden rápidamente y se utilizan constantemente para clasificar y buscar contactos en Twitter, simplemente porque los usuarios pronto captan su utilidad y la lógica de cómo crear hashtags cortos y precisos.) Sin embargo, también es lógico que un programa formal de promoción por las emisoras de radio pública aceleren su diseminación y adopción. Usar TtT para pedir que los radioyentes contribuyan información sobre algún sitio geográfico en un desastre probablemente resultaría en la pronta adopción de los tags por los usuarios.

Puede que quiera considerar dos tipos de estrategias en cuanto al uso de Twitter.

Muchas organizaciones han adoptado Yammer, una variación de Twitter de bajo o ningún costo, desarrollado específicamente para usar con los servidores de seguridad para la comunicación segura. [12] Preferiblemente usted usaría Yammer dentro de la organización y, como ya lo han hecho muchas estaciones de radio pública, también abriría una cuenta Twitter para la comunicación con los radioyentes tanto en tiempo normal como en desastres.

Note que para que su información en Twitter tenga credibilidad, debe observar el espíritu de la red social y “seguir” otros usuarios (especialmente los radioyentes) así como interactuar con ellos de forma regular creando un diálogo, y no simplemente usar Twitter como un método de difundir el horario de los programas.

4.2.2. Facebook

Facebook es un instrumento crítico de las redes sociales en desastres, en parte porque el número de usuarios eclipsan los de otras aplicaciones sociales y en parte porque su API permite que se junten tantos tipos de contenido (Twitter, videos YouTube, etc.) en una página de Facebook. El hecho de que los comentarios en Facebook no están limitados a 140 caracteres también permite que se comparta información más detallada.

La característica “Discusión” de Facebook permite a los radioyentes seguir la discusión de una situación o evento u ofrecer sus propias observaciones. Cuando Facebook agregó la característica “Places” a su edición móvil, hizo posible que quienes publican actualizaciones den su local, lo cual podría ser crítico para la “información híper-local” en un desastre.

KUYI Hopi Radio (ver el subartículo), una emisora comunitaria, descubrió que uno de los usos más importantes de Facebook en un desastre puede ser su habilidad de poner sobre aviso de la situación actual a familiares y amigos que estén fuera del área de transmisión. A propósito, este tipo de alcance global es una de las más grandes contribuciones que una emisora puede proporcionar a la respuesta en general: mientras mejor se usen las redes sociales y otros instrumentos que son servidos fuera del área local (y por lo tanto menos afectados por el ancho de banda o limitaciones de energía) para mantener informadas a personas en otro lugar, habrá menos necesidad de hacer llamadas telefónicas a amigos y familiares afectados. Esto conserva el ancho de banda para los primeros respondedores.

4.2.3. Wikis

Quizás lo que es peor que no contar con un plan para desastres es tener uno que es obsoleto. Usar un Wiki como la plataforma del plan de desastres de su estación aumentará la probabilidad de mantenerlo al día, ya que todos los usuarios pueden contribuir contenido a base de descubrimientos recibidos de la respuesta a nuevos desastres cuando ocurran.

Durante un desastre, si hay un ancho de banda adecuado y suficiente personal tiene acceso a computadoras, un Wiki también puede usarse por el personal para compartir información y tener acceso rápido y fácilmente a toda la información sobre planes y desastres pasados. [13]

CrisisWiki se ha convertido en un repositorio central global de respuestas a desastres que uno puede usar como una fuente de información y como un modelo para su propio Wiki.

Un Wiki es otro ejemplo de un instrumento de las redes sociales que una estación podría usar como un componente crítico de su administración día a día y luego cambiar sin problema al uso para desastres. Sus ventajas incluyen reducir radicalmente los correos electrónicos y el aumento de colaboración. [14]

4.2.4. Crowdmap

Crowdmap es otro ejemplo de un instrumento para desastres que puede usarse para recopilar noticias en forma normal y para recibir información por medio de crowdsource, específicamente porque fue creado como un instrumento para visualizar los datos de las elecciones. Es una aplicación gratuita creada por el Proyecto Ushahidi basado en África, específicamente para organizar la información de crowdsource en mapas interactivos y en cronogramas.

Crowdmap se ha usado con frecuencia para manejar desastres, notablemente durante el terremoto en Haití. Es especialmente útil en los dos aspectos de la cobertura de desastres que más aplican para involucrar al pública en reunir información: manejar la aportación de información por medio de crowdsource y visualizar la información híper-local. Lo mejor de todo es que el servidor es Ushahidi, así que puede seguir funcionando y ser accesible aún cuando el ancho de bando esté limitado o la infraestructura esté inutilizable.

Por ejemplo, si uno usa Crowdmap para organizar la información por parte de los radioyentes en la cobertura de las elecciones, uno puede enriquecer su cobertura y obtener experiencia valiosa al usar el instrumento que podría aplicarse durante un desastre.

Crowdmap
Crowdmap

4.2.5. Fotos y video

Desde que fueron usados extensamente por primera vez durante el atentado en el subterráneo de Londres, las fotos (y ahora video) desde los teléfonos celulares pueden proporcionar una consciencia valiosa de la situación, aunque su uso estará limitado severamente cuando haya restricciones en el ancho de banda. Las fotos pueden reunirse en servicios como Twitpic si se les agrega un tag que las asocia con un desastre ( como con estas de los fuegos arrasadores en Boulder en 2010, #boulderfire ). Los videos podrían ser aún más útiles porque pueden capturar movimiento y recorrer el sitio, pero antes de un desastre hace falta hablar sobre el tipo de información visual que sería útil. Dicha discusión sería un tema excelente para una reunión (ver la sección 6.1) para el trabajo preliminar que involucre al público en la cobertura.

4.2.6. Aplicaciones completas

Finalmente, si sus recursos lo permiten, considere crear una aplicación para un smartphone parecida a las que han creado muchas emisoras de radio público, incluyendo WBUR en Boston: combina botones para una gran variedad de funciones que la han hecho indispensable para los radioyentes (stream en vivo, noticias, horarios y podcasts de programas, dar donaciones y “assignments”). Hacer clic en “assignments” permite al radioyente aprender cuál contenido por medio de crowdsource la estación quiere que contribuya. Este tipo de aplicación todo propósito elimina las conjeturas sobre la conexión con la emisora – que es especialmente importante en situaciones de alto estrés como son los desastres – y aumenta el vínculo entre el radioyente y la estación.

Si está interesado en una aplicación parecida, fue creada por Public Radio Exchange (PRX) que la hace disponible a otras emisoras, ya sea para que crean una para su emisora o para permitir el uso de su código de fuente abierta para crear una aplicación parecida internamente o contratando a alguien para que cree su propio código.

WBUR iPhone App
WBUR iPhone App

Anterior     Siguiente
Capítulo 3. Los principios en el uso de redes sociales en un desastre  Inicio  Capítulo 5. Crear una nueva síntesis: el periodismo emergente